Oración por los enfermos

Santísimo Padre, grandes son tus obras, te brindo toda la gloria y honra porque las mereces, así como mereces y tienes mi completa obediencia porque siempre has estado para mí, desde que soy parte de este mundo tú me has acompañado, tomándome de la mano sin dejarme caer en ningún momento.

Y justamente porque conozco el inmenso amor que tienes por tus hijos, tu bella creación, te pido por (nombre del enfermo) que también forma parte de ella, uno de tus amados que en este momento está pasando por la difícil situación de encontrarse débil de salud.

Señor Dios, tú lo puedes todo y sé que puedes devolver su salud a su mejor estado, por eso te lo pido de corazón, postrado ante tu presencia. Padre tú conoces su vida, el anhelo de su corazón y hasta sus pensamientos, por eso sabes lo importante que es para él volver con su familia y poder realizar sus obligaciones nuevamente. Te pido Señor amado que esta no sea más que una prueba que pueda afrontar con esperanza y coraje, dale esa posibilidad de un nuevo comienzo.

Ayúdalo a no caer en la desesperación, concédele gracia para poder sobrellevar su enfermedad de la manera más digna, y que sus familiares y amigos cercanos obtengan el valor necesario para aceptar su verdad. Confío en tu eterna misericordia por eso sé que tú nos permitirás a todos disfrutar más tiempo a su lado, que le concederás más tiempo de vida, porque a pesar de que en este momento el cielo se encuentre tormentoso tu obrarás el milagro para que pronto vuelva a salir el sol en medio de un gran cielo despejado.

Tu palabra dice que pidamos y se nos dará, por eso yo te pido un milagro de sanidad, uno que no solo reponga su salud sino que además deje a (nombre del enfermo) en una condición muy mejorada, has que ese brillante rostro de alegría propio de su persona salga nuevamente a la luz, pero no quiero ir en contra de tu voluntad, por eso, te pido que obres tu propósito con él, solo tú sabes porque le estás permitiendo vivir este difícil proceso.

Por ultimo pido que aproveche este momento en su vida para tener un encuentro contigo, para acercarse a ti y entender quién eres en realidad y tu inmenso amor por él. Dejo mi humilde petición en tus manos, así como su vida, grande eres Señor nuestro. Amén.


oracion para los enfermos

Todos hemos estado enfermos alguna vez, y es que eso es algo que no podemos evitar ya que nuestro cuerpo terrenal se expone a todo tipo de virus y bacterias diariamente.

Además, padecer una enfermedad no es nada fácil, y por si esto fuera poco; hay veces en los que la medicina no es capaz de hacer nada por nosotros como lo evidencia la existencia de enfermedades a las que aún no se les ha descubierto cura como pasa en el caso del cáncer, o el más reciente Covid 19 causante de la actual pandemia en sus inicios.

Sin embargo, independientemente de cual sea la gravedad de la condición de salud en la que nos encontremos; depende de Dios nunca es una mala idea, de hecho, es lo mejor que podemos hacer, él es nuestro creador y nuestro padre, ese que siempre busca lo mejor para sus hijos y elevar una oración como la que te enseñamos el día hoy ante su presencia sin duda hará la diferencia.

¿Cómo pedir para un enfermo?

Al pedir por un enfermo es imprescindible mantener una actitud serena y de completa entrega al Señor, y es que para que nuestra oración llegue ante su trono debe provenir de un corazón contristo que le dé el lugar que se merece.

Además, siempre es buena idea hacer la oración en un lugar donde solo estés tú, uno donde puedas mantener una comunicación cara a cara con el Señor en el espíritu, sin distracciones ni terceros, solo esa bonita y valiosa conexión de Padre a hijo.

Aunque lo más probable es que tengas que hacer esta oración en presencia del enfermo y deberán lograr la misma conexión solo los tres. Lo otro es la fe, esta es una herramienta muy importante, de hecho es vital porque sin fe es imposible agradar a Dios y es la única forma de recibir un milagro de parte del cielo.

La biblia nos indica que “al que cree todo le es posible”, por lo tanto, debemos pedir las cosas creyendo que Dios no tardará mucho en dárnoslas, o mejor aún, creer que nos las da justo en el momento en el que se las pedimos antes de culminar la oración, tener fe es ver lo que aún no está como si estuviera.

Esta fe también implica en creer que Dios es el único Dios vivo y en que envió a su hijo unigénito a morir por nosotros y resucitó al tercer día para garantizarnos el regalo de la salvación. Además, no te olvides de que no solo debes orar por esa persona una vez y ya, la clave está en ser constante y hacerlo cada vez que puedas porque de esa forma demuestras más interés en ese milagro de sanidad.

¿Cuándo rezar la oración por los enfermos?

Generalmente se realiza esta oración por los enfermos cuando se complican demasiado, cuando ven que la medicina no puede hacer nada por su bienestar o simplemente no se tienen las condiciones necesarias para tratarlos adecuadamente. Sin embargo, dejar a Dios como última opción no es nada sabio. Lo mejor es recurrir al Padre cuando apenas se conozca que está enfermo ese ser querido o conocido.

Por lo tanto, si tienes en tu casa o conoces a alguna persona que no esté en buenas condiciones de salud, lo ideal es que vayas lo más pronto posible a hacerle una visita para darle ánimos y aprovechar para rezar por él/ella esta oración de fe, y te aseguramos que si pides correctamente como la palabra del Señor demanda muy pronto obtendrá su milagro de sanidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.