Oración para un hermano fallecido

Señor Mío te pedimos que le des el descanso eterno y perdones los pecados de nuestro hermano fallecido, dale Señor la paz y la vida eterna, te lo pedimos Señor.

Apiádate de su alma señor y permite que este a tu lado en todo momento, se que hoy esta en un mejor un lugar y que gracias a ti encontró la paz.

Hermano mío y querido (Nombre del Hermano) nos dejaste un gran vacío y destrozado el corazón, y nos cuesta aceptar que ya no estarás más a nuestro lado.

Tu recuerdo vive en nuestros corazones, tus ocurrencias y bondadosa personalidad, siempre estará presente en cada uno de nosotros.

Hermano querido quizás sea demasiado tarde pero “Te Amo demasiado”, te doy las gracias por estar a mi lado en todo momento, hoy se que estás al lado de Nuestro Señor Jesucristo y se que desde ahí nos cuidas de todo mal.

Señor Mío tu que eres todopoderoso te doy las gracias por darme un hermano como lo fue, se que tienes otro propósito para el, ya que decidiste llevártelo, justa es tu palabra señor y a pesar que me hará mucha falta, me quedo con la ilusión de que algún día nos volveremos en tu Reino.

Señor mío concédele el descanso y la vida eterna con tu infinito Amor, Amen.

La importancia de la Oración para un hermano fallecido

oracion para un hermano muerto

Las oraciones católicas milagrosas no solo nos permiten acércanos más a Dios, con ellas podemos hablar con nuestros seres queridos que hoy ya no se encuentran a nuestro lado. Desde luego la perdida de un hermano o hermana trae consigo desolación y tristeza.

Sin embargo es necesario entender que la palabra de Dios es Justa, ya que el sabe del porque de las cosas, y si crees que Dios es injusto, pues es momento de orar y hablar con el.

Rezar la oración para un hermano fallecido nos dará la paz, y permitirá que entendamos las decisiones que DIOS toma con sus hijos terrenales, es un duro proceso pero una oración podrá abrir tu mente y espíritu para acercarte más a Dios y a tu Hermano.

¿Cómo superar la muerte de un hermano?

El fallecimiento o muerte de un hermano es dolorosa, cualquiera fuese la situación en la que estemos, sin embargo, es cierto que no todos podemos afrontarla del mismo modo, algunos nos encerramos con nosotros mismos y queremos que el mundo se acabe.

Otros por lo contrario se enloquecen y creen que Nada es justo en la vida, y otros comienzan a buscar culpables hasta el punto de creer que la culpa es de uno mismo, pero la realidad es otra y si un hermano se nos va, es porque Dios así lo quiso.

Para superar su muerte es necesario orar constante, de esta forma encuentras paz en tu interior, además recuerda que TU no tienes la culpa, y también ten presente que la vida es un ciclo, y quizás el de tu hermano llego al final.

No te agobies buscando culpables, solo Dios sabes porque lo hizo, y su palabra es la Ley ya que el dio la vida y es el quien puede decidir el tiempo que tenemos en el mundo terrenal.

Además recuerda querido hermano que ahora el se encuentra en un mejor lugar, un lugar donde no existe la maldad, donde no existe el dolor y donde solo reina la paz y la vida eterna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.