Oración para un Amigo Fallecido

Exaltado sea tu nombre Padre amado, por ti todo ha sido creado, eres bueno y majestuoso. Empiezo esta oración dándote gracias por haberme regalado un día más de vida, una nueva oportunidad para disfrutar de esos buenos momentos de felicidad junto a mi familia y todas las personas que amo, gracias por el regalo de la vida y por permitirme llegar ante tu presencia a través de esta oración.

Señor Misericordioso, tu sabes todas las cosas, incluso lo que hay dentro de mi corazón, y por eso conoces el fuerte dolor que quedó en él tras la pérdida de un amigo muy querido, y es que perder a un ser amado no es nada fácil pero aun así, valoro en gran manera el hecho de haber podido conocer y compartir con una persona tan única y maravillosa como lo era él, que lucho hasta el final y siempre fue un ejemplo para todos, incluyéndome.

Ahora se encuentra en tu presencia y el día de hoy te he venido a pedir con humildad descanso eterno para su alma, te suplico que lo llenes con tu bendición y le concedas la gracia de la salvación y la vida eterna. Solo tú sabes porque suceden las cosas y es que siempre tienes la última palabra, por ese motivo estoy depositando todas mis esperanzas en ti.

Sin lugar a dudas, nunca estamos preparados para afrontar una perdida como esta, es increíble todo lo que podría dar para ver de nuevo a mi amigo y poder decirle lo mucho que me importaba, lo valiosa que consideraba nuestra amistad, desearía haber sido más sincero en esos momentos que compartimos, ahora solo me queda orar para que mis palabras llenas de amor y sinceridad puedan llegar a él a través de ti.

También te pido fortaleza para su familia y seres queridos que al igual que yo están pasando por un momento muy difícil, un fuerte dolor a causa de su partida, Señor se tú llenándolos de paz y recordándoles que aún hay esperanza de verlo en tu reino de los cielos, ayúdalos a soportar el tiempo de duelo y permite que puedan acostumbrarse a la vida sin él en tu tiempo que es perfecto.

A su vez pido también de esa paz y fortaleza para mí porque no es fácil lidiar con este dolor mi Señor, pero sé que tu harás la obra y sanarás la herida de su partida, gracias por escuchar mi plegaria, grande eres por los siglos de los siglos. Amén.

¿Por qué rezar la oración para un amigo fallecido?

oracion para un amigo difunto

La pérdida de un ser querido es un hecho desafortunado que golpea muy fuerte emocionalmente hablando, especialmente si se trata de un amigo cercano, por lo que sanar la herida que deja ese golpe no es nada fácil.

Muchos creen que el tiempo la cura pero eso no es del todo cierto, la verdad es que solo sirve como analgésico porque la mejor forma de lograrlo es con la ayuda de Dios.

Rezamos esta oración para pedirle fortaleza al Señor para poder soportar y superar su pérdida, también para que su familia y seres queridos la obtengan.

¿Cómo superar la pérdida de un amigo?

La muerte de un amigo genera un gran impacto sobre nuestra estabilidad emocional, vida social e incluso sobre nuestra salud, por esa razón, lo mejor es aprender a vivir con la perdida de la mejor forma posible.

Teniendo el espacio y el tiempo necesario para realizar el duelo, y el permiso para volver a la vida, sin olvidarnos de que nuestro amigo seguro desearía que siguiéramos disfrutando de ella. Además, los hijos de Dios tenemos la esperanza de poder encontrarnos con nuestros seres queridos después de la muerte, así que no todo terminó para esa amistad.

Sin embargo, entre las cosas que puedes hacer para ayudarte a superar la pérdida se encuentra hablarla con un amigo en común o tus familiares, y de esta forma comprender lo sucedido, también es buena idea contarles sus virtudes y buenos momentos, así lo recordarás con una sonrisa.

Durante el proceso de duelo muchos sentimientos negativos invadirán tu corazón, irá, desesperación, dolor, tristeza, nostalgia, impotencia y más, sin embargo, debes aceptar todos estos sentimientos, este será el mejor camino para darte ese permiso para regresar a tu vida cotidiana después del periodo de duelo.

Pídele al Señor que te ayude a lidiar con esos sentimientos y mucha fortaleza durante el proceso. Pasado ese tiempo, seguirás llevando sus buenos recuerdos en tu corazón junto a ese profundo deseo de estar siempre para tus seres queridos y familiares, al haber conocido el dolor de una pérdida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.